martes, 20 de julio de 2010

Taller de Vitroplastia de la UAT del CONICET Bahía Blanca








En el ámbito la Unidad de Administración Territorial (UAT) del CONICET Bahía Blanca se brindan distintos servicios tecnológicos de apoyo al sector científico y productivo. Uno de ellos es el que ofrece el Taller de vitroplastia, tradicional y estrechamente vinculado con las ciencias experimentales.

Los investigadores que trabajan en disciplinas tales como la química, bioquímica, ingeniería química, biología, agronomía, oceanografía y geología recurren con frecuencia a este servicio para el desarrollo de sus investigaciones. En conjunto diseñan o interpretan planos disponibles hasta llegar a la construcción de cada equipo a la medida del investigador, se realizan reparaciones y mantenimiento de material y equipos de laboratorio en vidrio.
Tres personas trabajan en el taller ubicado en el Predio del CONICET en el km 7 del Camino La Carrindanga, bajo la responsabilidad del señor José Domínguez, quien esta próximo a cumplir 50 años de experiencia en este oficio.
Con un vasto equipamiento, conformado por tornos, hornos, cortadora de vidrio, quemadores de combustibles combinados, instrumental de mano y elementos de seguridad el servicio realiza tareas de alta complejidad como: la fabricación de reactores para polimerización en vacío de diseños propios, roto-evaporadores, destiladores para solventes, extractor de volátiles, equipos específicos para ingeniería de alimentos, construcción de vasos Dewar, burbujeadores de múltiples aplicaciones, destiladores, refrigerantes, llaves de pequeñas y grandes dimensiones, capilares, interconexión de vidrio de diversas composiciones químicas y conexiones vidrio-metal.
Complementa su actividad con labores de mediana complejidad, y mantenimiento preventivo de hornos, torno, máquinas, equipos y herramientas de taller. El soplado y rotación de vidrio manual y a torno, construcción de tubos de diversos tipos y diámetros, y de pequeños aparatos, balones, erlenmeyers, tubos de ensayo, etc.
Profesionales químicos, de la salud y emprendedores particulares de distintos sectores de la producción (procesamiento de alimentos, aromáticas, destilaciones, etc.) se acercan también para reparar o desarrollar equipos.
Son numerosas las tareas de desarrollo, construcción y reparación que realiza Vitroplastia, y es también una preocupación reconocida por todo el sector científico la carencia de laboratorios equipados y con recursos humanos capacitados como el de la UAT del CONICET Bahía Blanca.
Aquellos científicos, profesionales y emprendedores del sector privado interesados en realizar consultas o resolver necesidades en materia de vitroplastia pueden dirigirse a: gerencia-uat@bahiablanca-conicet.gob.ar
Web