domingo, 29 de noviembre de 2009

Ron Mueck






Ron Mueck
. artista que utiliza técnicas mixtas para crear estas fantásticas esculturas hiperrealistas, cargadas de sentimientos.
Entre los materiales que usa se encuentran la fibra de vidrio, la resina, acrílicos, pelo sintético, etc.

Como un niño, Ron Mueck experimentado con los títeres y la toma de modelo, influenciado por el trabajo de sus padres, como los fabricantes de juguetes. A falta de selección para la escuela de arte, Mueck comenzó a trabajar como escaparatista antes de pasar a realizar y operar los animales de títeres para los programas infantiles de televisión. En los Estados Unidos a mediados de la década de 1980 trabajó en El Show de los Muppets y Plaza Sésamo, antes de establecerse en Londres, donde asistió con los efectos especiales de la Dreamchild películas (1985) y Laberinto (1986). En la década de 1990 abrió su negocio de la publicidad, pero continuó haciendo modelos como un pasatiempo.

Entrée Mueck en el mundo del arte se produjo casi por accidente en 1996. La artista Paula Rego, le pidió que creara un modelo de Pinocho para que ella lo pintara para la Spellbound de la exposición en la Hayward Gallery, Londres. El trabajo atrajo la atención del magnate de la publicidad Charles Saatchi, e inmediatamente le encargó a Mueck hacer cuatro obras, incluyendo su padre muerto. Fue entonces incluido en la exposición del controvertido Saatchi en la Royal Academy de Londres, que luego viajó a Berlín y Brooklyn.

Si uno mira con detenimiento cualquier obra del autor, podrá comprobar que no ha olvidado ni el más mínimo de los detalles: pelos, lunares, poros, puntos negros, pelo, ropa, gestos, imperfecciones... y eso que todo está hecho de fibra de vidrio, silicona, látex, poliéster y una destreza inigualable para aplicar el color; pero lo que ven nuestros ojos parace tan real, tanto (de ahí que se le considere un artista hiperrealista) , que si no fuese porque son de tamaño más reducido o mucho mayor que nosotros, pensaríamos que son seres vivos que se puedan levantar en cualquier momento. Su experiencia en el campo de la caracterización viene dado de los años que pasó trabajando en el terreno de los efectos especiales para cine, en especial con el equipo del genial Jim Henson.


Mueck participó en la Bienal de Venecia de 2001 donde su trabajo "Boy" se convirtió en un punto de interes. También fue nombrado artista asociado de la National Gallery de Londres (2000-01), e hizo una serie de obras que mostraron su interés particular en las representaciones de las madres y los niños, incluyendo mujeres embarazadas. Su tiempo en la National Gallery, Londres, culminó en una exposición itinerante internacional presentada en Sydney, Londres, Berlín y Haarlem. Mueck vive y trabaja en Londres.



As a child, Ron Mueck experimented with puppetry and model making, influenced by his parents’ work as toy makers. Failing selection to art school, Mueck began to work as a window-dresser before progressing to make and operate puppet animals for children’s television programs. In America in the mid-1980s he worked on The Muppet Show and Sesame Street, before settling in London where he assisted with the special effects for the films Dreamchild (1985)and Labyrinth (1986). In the early 1990s he opened his advertising business but continued to make models as a pastime.

Mueck’s entrée into the art world occurred almost accidentally in 1996. The artist Paula Rego, who was also Mueck’s mother-in-law, asked him to create a model of Pinocchio for her to paint for the exhibition Spellbound at the Hayward Gallery, London. The work captured advertising tycoon Charles Saatchi’s attention, and he immediately commissioned Mueck to make four works including Dead dad. It was then included in Saatchi’s controversial exhibition Sensation at the Royal Academy, London, which travelled to Berlin and Brooklyn.

Mueck participated in the 2001 Venice Biennale where his work Boy became a talking point. He was also appointed Associate Artist at the National Gallery, London (2000–01), and made a series of works that showed his particular interest in representations of the mother and child, including Pregnant woman. His time at the National Gallery, London, culminated in an international travelling exhibition presented in Sydney, London, Berlin and Haarlem. Mueck lives and works in London.