miércoles, 4 de marzo de 2009

David Reekie







A diferencia de muchos de sus contemporáneos, la belleza intrínseca del vidrio tiene poca fascinación para Reekie, en su trabajo el material se pone al servicio de la narración y comentario.
Sus exploraciones de las obsesiones de la humanidad son únicos en el mundo del vidrio contemporáneo británico, que van de la comedia a la tragedia.


David Reekie